Hay 2 opciones por la que hiciste clic a este artículo:

1. Te parece sumamente tonto el título y te interesó saber qué diría para reírte.

2. Quieres ser famos@ y estás interesado en saber cómo serlo.

Si yo fuera el receptor elegiría la opción uno porque de verdad me parece súper tonto este título, pero bueno lo escribí yo, así que mejor no me autocritico.

¿Por qué el título de este post? Dirás: Hey Male! ¿eres famosa para escribir un artículo así?
Pues no, no soy famosa y tampoco siento serlo. Pero decidí escribir este artículo por cosas que he observado, oído y conversado (como lo escribí en un post pasado “ me encanta analizarlo todo”).

Algunas personas desean ser llamativas, tener muchos seguidores en Instagram y Twitter, tener más de 200 likes en sus fotos de Facebook y además tener acogida cuando hacen una transmisión en vivo, bueno sí ¿y a quién no? ¡Es normal!

Pero el detalle es cómo lo hacen… algunos imitan el léxico de su actor favorito, copian el estilo de vestir de alguien conocido, actúan de una manera distinta a la que son, siguen los pasos de una persona que tiene muchos seguidores en las redes sociales y hacen cosas para captar la atención de las personas.

Entonces, qué hacen? Imitan, copian y adoptan una personalidad que no es la suya, solo para poder llegar a ser “Populares”… pero como digo “ algunos hacen eso”.

Desde mi punto de vista, no deberíamos ponernos como meta ser populares,  sino ser “auténticos” donde vayamos, en pocas palabras ser nosotros mismos.

Ser tú mismo donde vayas te hará siempre marcar la diferencia, porque nadie es como tú y nunca nadie será como tú; porque cada uno de nosotros ha nacido con una personalidad y ADN que nos hace diferentes, por eso mismo deberíamos relucir esa identidad con la que nacimos.

Al ser tú mismo y estar seguro de quién eres como persona podrás ser agradable para las personas que te rodean, además lograr los objetivos personales y profesionales que tienes, porque no estarás pendiente de lo que esperan o dicen de ti las personas, sino que te dedicarás a aquello que tú deseas.
Dios nos dio un diseño personalizado para que cumplamos su plan perfecto, por eso no debemos imitar a alguien sino debemos reflejar su gloria con nuestra vida.
Entonces:
1. Sé seguro de quién eres.

2. Ámate a ti mismo.

3. No seas como todos , sé tú.

4. Sé luz en medio de la oscuridad.

5. Sé de bendición donde vayas.

6. Recuerda siempre que eres embajador de Cristo.

Pd: Que tu vida no sea para  agradar a las personas, sino para agradar a la única persona que te ama tanto que dio su vida por ti … Jesús.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *